27.1.13

Mis Pequeñas Historias (2)




Siempre y Para siempre

 El cielo estaba teñido de una naranja fuerte con algunas manchas rosas. Era una tarde cálida. El viento soplaba lentamente, los pájaros cantaban aprovechando al máximo las últimas horas del día. Los rayos del sol atravesaban lentamente las frondosas hojas de los árboles. Le tenías un particular cariño a este pequeño bosque. De niña siempre venía aquí. Era el lugar mas tranquilo que conocía. Recuerdo como siempre venía para relajarme, para estudiar con paz, para leer o solamente para sentarme al lado de las flores y disfrutar de un pequeño rato vinculado con la naturaleza. El bosque irradiaba una enorme belleza en esta época. En la primavera. Las hojas de lo árboles tenían un precioso verde, el canto de los pájaros se  volvía dulce y las flores eran mas bellas que nunca.
En este momento estaba recostada el pasto verde, que era tan suave como estar en una cama. Estaba rodeada de pétalos de todos los colores y de todo tipo. Me llegaba un precioso aroma a flores que no se comparaba con ninguno de los perfumes que yo o mi madre teníamos. El tiempo parecía ralentizarse para que puedas disfrutar más profundamente de ese lugar. Pero aunque todos los años ese lugar parecía sacado de un cuento de  hadas que yo leía de chiquita, este año era mucho más especial que cualquier otro. No porque las flores eran mas preciosas, ni porque había más pájaros y por el hermoso paisaje que brindaba el cielo sino que era porque tu estabas a mi lado.
Voltee mi cabeza y ahí estabas. Mirándome como si fuera la obra de arte más hermosa creada hasta el momento. Dirigí mi vista hacía tu ojos. Tu mirada tan penetrante. Esos dulces ojos verdes esmeralda que expresaban todos sus sentimientos, los que me hablaban sin palabras. Eran preciosos. Los amaba. Me corrijo. Amaba todo de ti. Desde tu pelo rizado, hasta tu ojos, tus labios y tus hoyuelos que se te forman al sonreír.
-Te amo – susurraste acercándote a mi.
-Y yo a ti.- respondí mientras me perdía en tus ojos.
-Jamás ame tanto a una persona como te amo a ti
-Lo mismo digo. – respondí depositándole un cariñoso y tierno beso en su mejilla.
Te sentaste y yo hice lo mismo. Estábamos rodeados de flores, en un pequeño círculo donde estas no crecían. Te acercaste a una preciosa rosa roja y la cortaste. Viniste hacía mi, y con cuidado me la colocaste en el cabello.
-La rosa te queda preciosa, es muy linda pero vos la superas.- dijiste para luego depositar tus cálidos labios sobre  los míos. Fue un largo  y tierno beso lleno de cariño y amor. Separamos nuestros labios pero dejamos nuestras narices juntas.
-Te amo Cassie, eres la mujer más hermosa que he conocido. – pronunciaste mientras tus manos jugaban lentamente con las ondas de mi pelo castaño.
-Harry quiero estar contigo siempre.
- Lo estaremos.
-¿Lo prometes?
-Lo prometo, estaremos juntos siempre y para siempre.



3 comentarios:

  1. Lo escribiste vos? Es precioso *.* tenes una muy linda manera de describir los lugares. Te felicito, me encantó.
    Un beso enorme belen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo escribí yo. Gracias, de verdad. Aprecio mucho tu opinión. Un beso enorme para vos.

      Eliminar

Gracias por visitar el blog! Siéntete libre de dejar tu opinión pero por favor se respetuoso. Si tienes un blog, en la brevedad trataré de pasarme por él :)